Alcachofas. Dulce Placer Boyacense.

Hemos estado recorriendo los blogs de nuestros colegas de Nómada Viajero  y Travel Mudet, quienes han presentado los maravillosos paisajes y lugares turísticos de la ciudad de Villa de Leyva en Colombia.

Queremos sumarnos a este paseo por uno de los lugares más lindos de Boyacá y de Colombia, y hoy te traemos una rica verdura, que es muy común en la comida típica de esta región.

 

Alcachofas

Las alcachofas son la cabeza floral de una variedad de cardo muy apreciada porque tienen un sabor intenso y delicado. Son ricas en fibra, vitamina C, ácido fólico, magnesio, manganeso y fósforo.

Esta planta medicinal resulta eficaz y segura en el tratamiento de disfunciones del hígado, la vesícula biliar y los conductos biliares (hepatobiliares: colerético y colagogo)

También es útil en el tratamiento de trastornos digestivos. Además, la alcachofa es capaz de disminuir los niveles de grasa en la sangre y de proteger el hígado, debido a sus propiedades antioxidantes.

Recetas Sanas con Alcachofas!

Alcachofas al vapor

Para cocerla

s al vapor colócalas, ya limpias, en la vaporera. Tápalo y deja que se hagan aproximadamente 25 minutos. Puedes añadir hierbas aromáticas como hojas de hierbabuena, una ramita de romero o tomillo.

al horno

Puedes ponerles una pizca de aceite y añadir las hierbas que prefieras, junto con una pizca de sal. Hazlas a 200ºC y sácalas cuando estén tiernas y doradas.

hervidas

Sumérgelas en el agua cuando hirviendo durante 15 minutos, hasta que estén tiernas. Igual que cuando las preparamos al vapor, puedes añadir hierbas aromáticas que les aporten un toque especial.

fritas

Es mejor hacerlas con poco aceite, en una sartén antiadherente, a fuego medio-bajo y tapadas. Es una preparación muy sencilla, solo hay que darles la vuelta cada 5-6 minutos.

 

Alcachofas en Salsa.

Ingredientes

 

1 kg. de alcachofas pequeñas y tiernas
sal
limón
dientes de ajo muy picados
agua
perejil picado.
aceite
pan rallado

 Preparación:

Quita a las alcachofas sus hojas externas.

Corta las puntas de las hojas, se frotan bien con ½ limón y se cortan en dos o en cuatro a lo largo.

Se ponen en agua fresca con unas gotas de zumo de limón, reservando una rodaja para el guiso.

Añade la rodaja de limón, el pan rallado espolvoreado, el aceite, el perejil y los ajos muy picados.

Cubren de agua fría  y se añade la sal, revolviendo todo bien con una cuchara de madera.

Ponla a fuego vivo hasta que hierba. Se tapa la olla y se dejan a fuego medio durante unos 45 minutos.

 

Esperamos que esta deliciosa receta natural y muy sana sea de tu agrado y no dudes en prepararla cuando tengas ganas de comer algo diferente.

No te pierdas nuestra próxima entrega con más recomendaciones de alimentos y recetas naturales.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *